lunes, 15 de febrero de 2010

efectos de los imanes sobre los seres vivos


EFECTOS DE LOS CAMPOS MAGNÉTICOS POLARIZADOS EN LOS SERES VIVOS

Para conservar la salud y la vida de los seres vivos, se requiere un estado de balance entre la energía magnética de polaridad Norte y la de polaridad Sur. Cuando este equilibrio se altera se presenta la enfermedad y entonces el equilibrio puede restablecerse con el empleo de magnetos, originando un proceso reversible de los trastornos y recuperando la salud.

Los efectos de la energía del polo Norte en los sistemas vivos son opuestos a los producidos por el polo Sur.

Cuando se coloca el polo norte de un magneto sobre la piel, se observan los siguientes fenómenos:
  • Disminuye el exceso de energía. El polo norte realiza una función muy similar a lo que en acupuntura llaman sedación o dispersión.
  • Reduce la hiperacidez de cualquier tipo. Se originan reacciones alcalinas debido a la disminución de los iones de hidrógeno, por lo que un tratamiento adecuado permite restablecer el estado de balance necesario en los tejidos con exceso de ácido.
  • Disminuye la intensidad de todos los dolores del sistema nervioso y los causados por excesos, hiperactividad, procesos infecciosos e inflamaciones. Generalmente desaparecen los dolores en pocos minutos.
  • Disuelve cristales de diferentes tipos.
  • Reducción de depósitos de calcio en las articulaciones artríticas de los niveles de iones de calcio anormales.
  • Se disuelven coágulos de sangre.
  • Desaparecen algunos tipos de tumores.
  • Reducción de la inflamación de los tejidos.
  • Reducción de la hiperactividad de los órganos.
  • Disolución de los materiales grasos, incluyendo el exceso de colesterol depositado en las venas y arterias.
  • Destrucción de los microorganismos de tipo patógeno e incremento de defensas ante infecciones.
  • Reducción de fiebre.
  • Incremento de iones de potasio.
  • Contracción cuando existe expansión anormal.
  • Vasoconstricción.
  • Disminución de la actividad de las proteínas.
  • Drenado de los fluidos acumulados.
  • Reducción del sangrado en los casos de heridas y hemorragias ligeras.
  • Atenuación de los síntomas en determinados casos.
  • Atracción de los glóbulos rojos y blancos a la zona donde se encuentra colocado el magneto, produciendo mejor oxigenación de los tejidos y reducción de las infecciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada